top of page

La paradoja del dolor

Actualizado: 5 ago 2023

Y un día me decidí a conectar con el dolor, y todos los cajoncitos d mi cuerpo, donde estaba alojado, comenzaron a abrirse uno por uno.

Yo sólo quería ponerle voz a un dolor, de hoy, actual, de una situación particular; sin embargo, mis emociones no conocen el límite cuando suelto el control sobre ellas, cuando dejo de mantenerlas con la rienda corta.

Aflojé mi mente, escuché mi sentir, y zas!… todo lo q guardé y desoí durante tanto tiempo, encontró una grieta y comenzó a salir. Aflora desde lo más recóndito d mi Ser, emerge impunemente, me mira de frente y me dice: aquí estoy.

Estoy aprendiendo que por esa misma grieta por donde el dolor sale, entra la Luz.

Suspiro, me abrazo.

Sí, duele sentir dolor, duele duelar ese cúmulo de emociones q sostuve tanto tiempo tras una sonrisa.

Y la paradoja es, que en el reconocimiento d dichas emociones, cuando drenan, cuando fluyen, cuando pasan (porque en definitiva todo pasa) al mirarme al espejo, entre lágrimas, veo el brillo d una nueva sonrisa queriendo asomar, más auténtica, íntegra, y sobre todo, más representativa de quien soy hoy, más despojada, libre, más liviana.



leo tu comentario :)

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tiempo

bottom of page